sábado, 25 de agosto de 2007

El síndrome del trabajador quemado

Fuente: Portafolio.com
Autor: Luis Antonio Vargas C. contenido@elempleo.com
Fecha: 30/07/2007

Bajo rendimiento, frustración y excesiva carga laboral son algunas de las características del desgaste laboral.

Hay personas que a pesar de tener un empleo estable, bien remunerado y acorde con su perfil profesional, han perdido el entusiasmo y el interés por las funciones que desarrollan en determinada organización.


Esta situación se genera, en la mayoría de los casos, por:


• Excesiva carga de trabajo

• Ausencia de reconocimiento

• Falta de proyección laboral en la empresa

• Poca motivación

Para Adriana Pinzón, apoyo Sénior de Gestión Humana en Alquería, los síntomas de un trabajador ‘quemado’ se manifiestan cuando se siente que los conocimientos y habilidades no son suficientes para desarrollar las funciones asignadas.


Las personas “están desmotivadas hacia una labor especifica o creen que la forma como los tratan sus jefes cambió de manera negativa”, agregó.


Por su parte, Ana Lucía Rodríguez, jefe de Selección en Colombiana de Comercio, opinó que algunas características del también llamado ‘desgaste’ laboral se evidencian en:


• Falta de interés por aportar nuevas ideas
• Bajo rendimiento en el cargo
• Poca interacción con los compañeros

Cualquier persona, independiente de su sexo, edad, profesión, nivel económico o formación académica, puede verse afectada por la frustración, la angustia y el desánimo en el trabajo, de acuerdo con varios expertos consultados por elempleo.com.


Sin embargo es más frecuente ver estos comportamientos en profesiones como la salud, la docencia, las relaciones públicas y, en general, los cargos que tienen contacto permanente con clientes.


Cuidado con la carga laboral
Además, los especialistas coinciden en que esta situación es típica de los empleados que se encargan de demasiadas funciones, pero no pueden cumplirlas a cabalidad y terminan ‘quemados’.


Generalmente, el común denominador es un cargo que supera las capacidades físicas, mentales y emocionales.


Según Augusto Buitrago de EPM Bogotá para continuar con normalidad las funciones es importante que la compañía asesore a los empleados que se sienten ‘desgastados’, a través de retroalimentaciones periódicas y compromisos conjuntos que permitan obtener mejores resultados.


Una solución para quienes están desmotivados con su empleo es compartir las dificultades con otros miembros de la empresa y, por está vía, conocer puntos de vista diferentes y exteriorizar las tensiones diarias.


Para afrontar el ‘desgaste’ laboral, los especialistas recomiendan:

• Analizar todos los aspectos que rodean el entorno del trabajo
• Establecer prioridades en el desarrollo de la carrera profesional
• Tratar de equilibrar las aspiraciones personales, profesionales, sociales y familiares.

En caso de tener empleados a cargo es conveniente evaluar las funciones desempeñadas dentro de la organización para identificar aquellas labores que pueden ser compartidas o delegadas.


En ocasiones transferir algunas tareas ayuda a que el trabajador ‘quemado’ ejecute con mayor efectividad y satisfacción sus tareas.


Nuevos rumbos laborales
Algunas de las características de los trabajadores ‘quemados’ son:

• Demasiadas tareas en el trabajo
• Extensas jornadas laborales
• Incumplimiento de funciones

Si usted sufre de estos síntomas puede ser la hora de un cambio profesional.


Según Adriana Pinzón de Alquería, si el ‘desgate’ laboral es continuo y no hay apoyo real del jefe ni de los compañeros de área es preferible buscar otras opciones de trabajo, porque se corre el riesgo cometer errores o dejar una mala imagen.


Augusto Buitrago de EPM Bogotá opinó que la empresa debe hacer todo lo que esté a su alcance para que el trabajador ‘quemado’ reoriente sus labores y, si es posible, desempeñe un cargo que le permita canalizar todas sus capacidades y competencias.


Tenga en cuenta que encontrar empleo, conocer otras personas y adaptarse a un nuevo ambiente puede ser una solución pasajera. Sin embargo, con el paso del tiempo, es posible que la sensación de estancamiento vuelva a surgir.

“Cuando definitivamente se han agotado todas las instancias es más beneficioso para la persona y la empresa cambiar de trabajo”, agregó Buitrago.


Finalmente, para evitar recaídas y una nueva fase de desgaste, los expertos recomiendan tener claridad en sus objetivos personales y profesionales para enfocar el desarrollo laboral en lo que usted sabe y le gusta hacer.


Luis Antonio Vargas C.
contenido@elempleo.com

Los artículos publicados en este blog son responsabilidad de los autores citados en los mismos. El fin de este blog es la difusión y re publicación de los artículos y no comprometen en ningún momento la responsabilidad del creador del blog.


Debo aclarar que el presente blog es de re-difusión de artículos ya publicados en la web. Simplemente los recopilo, selecciono los mejores y los publico acá, para el disfrute de mis colegas y los internautas incautos. Es por esto que cada artículo está debidamente referenciado y en caso de querer ampliar la información deberás remitirte a la fuente.